Datos personales

Mi foto
GAM, Zona Central, Costa Rica
Ensayos que esperan ser comentados, ojalá con conocimiento :p

miércoles, 26 de octubre de 2011

¿Una nueva palabra?

Conversando con una amistad hace algunas semanas, me dijo que yo hubiera sido un buen shock rocker por lo “transgresor” al momento de hacer enunciados performativos cuando hablo con él. Esto, junto a los escabrosos temas a los que nos referimos, me dio la pista de lo que pudiera ser “una nueva palabra” en la jerga de los/as degenerados/as.

Tuve una duda filológica y me dirigí a la Real Academia de la Lengua para ver si mis sospechas etimológicas estaban en lo cierto, dichosamente sí. Me refería al elemento compositivo –rrea. (Del lat. -rrhoea, y este del gr. -ρροια, der. de ῥεῖν, fluir), que se puede encontrar en palabras como diarrea, piorrea, gonorrea, etc.; y que a mí se me ocurrió anteponer al sufijo –ico, que se usa en diarreico, verborreico etc.; y que yo tenía la intención de usar con la palabra dildo, para crear un nuevo adjetivo, dildorreico/a.

Sabiendo que –rrea se refiere a 'flujo', 'acción de manar', he pensado que dildorreico/a se pudiera usar para referirse (auto-referirse, significar, señalar –úsese el concepto menos controversial) en quienes “fluyen los dildos”, en quienes usan y sobre todo gustan de los dildos y el diletto (‘deleite’) que puede producir este artefacto tecnológico, que como lo define Beatriz Preciado, permanece erecto 24/7, y tiene cualidades “superiores” a las del pene; no ocupa vaso-dilatación, no tiene “voluntad propia” –estados de ánimo-,  además suelen ser más grande que la media humana, brilla en la oscuridad, vibra en distintas intensidades, se pueden colocar en arnés (si no se tiene uno orgánico o si no se quiere exponer el propio), difícilmente transmite ETS y hasta puede tener 2 cabezas para múltiples propósitos.

Sé que por cultura la terminación –rreico/a en una palabra, nos sugiere algo negativo, vinculado a enfermedad o a una condición no deseada; sin embargo, con esta… llamémosla iniciativa, lo que pretendo es jugar un poco con el lenguaje y que haya una palabra que pueda usarse para el goce o disfrute del uso de dildos, ya sea por parte de (bio) hombres o (bio) mujeres indistintamente.

Voy a seguir dándole vueltas al asunto, tengo otras ideas de posibles nuevas palabras que voy a pensar un poquito más antes de compartirlas. Por lo pronto, me acordé de Nietzsche: "La razón en el lenguaje: ¡Oh, qué vieja hembra engañadora...! Creo que no vamos a desembarazarnos  de  la idea de "Dios" porque aún  seguimos  creyendo  en  la  gramática" (“El crepúsculo de los ídolos”).


     Reciban un cordial saludo.
__________
Departamento de «Español al día»
Real Academia Española y
Bernardo Rodas Posada. :-)

martes, 19 de julio de 2011

Filias

Fetiche por los pies. Podofilia.


Urolagnia o urofilia u ondinismo.

  Macrofilia.                                                                    
 No se como se llama esta, pero tiene un nombre.

domingo, 10 de julio de 2011

Queer Anarchism

The Anarchist Turn - Judith Butler - CONFERENCE

Reflexiones sobre la situación Palestina-Israeli considerando el tema identitario.

Temas que aborda. Ciudadania, Anarquismo, Movimientos de Resistencia y Liberación, Derechos Humanos, Colonialismo.

 http://blip.tv/adcs/tac-judithbutler-5202151

martes, 28 de junio de 2011

Más de 42 años de orgullo


Más de 42 años de orgullo
15 de junio-2011

Los disturbios de Stonewall de 1969 en Estados Unidos, marcaron un hito en la historia de la lucha por el reconocimiento de la diversidad sexual a nivel mundial. Tan solo un año antes de esa memorable fecha, fue asesinado por los racistas estadounidenses, el reverendo Martín Luther King, que luchaba por el reconocimiento de los derechos civiles de la población afrodescendiente en Estados Unidos. Ese crimen, otros y muchos actos violentos contra homosexuales y lesbianas, tuvieron lugar en ese país, a vista, paciencia y apoyo de las autoridades republicanas y demócratas.

Desde la década de los 50´s hubo esfuerzos importantes, por parte de grupos homosexuales (y homófilos) de organizarse para su seguridad, pues en los mismos Estados Unidos el FBI y la policía, tenían cientos de listas de homosexuales, de los lugares como bares, playas y negocios que frecuentaban, información postal y domiciliar, así como una serie de prohibiciones que limitaban la libertad y la privacidad, y que se ejecutaban con la intención de perseguir y humillar públicamente a gays y lesbianas.

Habiendo pasado 21 años desde los disturbios de Stonewall, es que en 1990 se dieron en Costa Rica, las primeras manifestaciones estatales, orientadas a respetar y proteger la organización de asociaciones y grupos gays y lésbicos como parte del reconocimiento de los Derechos Humanos de esta población en particular. Un año más tarde, en Costa Rica, se promulga la ley de Registro y Cedulación Indígena, que reconoce el derecho civil de “existir” a una población minoritaria, discriminada y violentada.

Hoy en 2011, gays, bisexuales, lesbianas, transgéneros y transexuales al igual que personas intersexo, demandan igualdad civil y reconocimiento de derechos, los mismos derechos que les habían sido negados a poblaciones negras e indígenas a través de la historia. En el marco del Día Internacional del Orgullo Gay, quienes pertenecen a la comunidad, deben sentir múltiples orgullos; orgullo de ser BGLTI, negros/as, migrantes, indígenas (pues aunque les suene raro, hay indígenas gays), costarricenses (en un sentido patriótico), incluso un orgullo de clase… orgullo de ser trabajadores/as.

Ustedes saben cuáles son las demandas mínimas y concretas que los movimientos sociales de la diversidad sexual le reclaman al estado costarricense, no voy a mencionarlas acá, pero son ampliamente conocidas las violaciones de derechos humanos, las humillaciones, los castigos ejemplificantes, incluso (aunque menos que antes) la persecución y la discriminación que se padece en la Costa Rica patriarcal, que aunque “liderada” por una mujer, ella no ha sabido, ni se ha interesado en cumplir y honrar compromisos con las mujeres de este país y con otros sectores que forman parte activa de la sociedad costarricense.

El orgullo, no es para celebrarse únicamente en una fecha, debe ser un sentimiento cotidiano que se vea interpelado en cada momento de la vida. Mas allá de sentir orgullo por ser bisexual, trans, gay o lesbiana, el sentimiento de orgullo y de dignidad humana, no debe nunca callar o ser cómplice de injusticias, asimetrías y violencias; el orgullo de ser un ser humano, se debe conmover y sobre todo actuar, cuando se vea amenazada la dignidad humana.

No hay nada más noble y que enaltezca el espíritu humano a su escalón evolutivo más alto, que el“sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia cometida contra cualquiera, en cualquier parte del mundo”. Tener este sentimiento, es un motivo más por el cual sentir y celebrar el ORGULLO.

Únete a la Campaña YA!


Únete a la Campaña YA!
Mayo 16-2011

Mismos nombres, mismos derechos, es la consigna que expresa una serie de demandas concretas, y sobre todo urgentes, para equiparar derechos.

Es una obligación ética y política de quienes gobiernan, procurar fortalecer la democracia y hacer cumplir lo que implica un Estado social de derecho, y el actor social que puede dinamizar ese proceso, es la juventud –tan diversa como cualquier otro grupo-; ese es el llamado y el deber moral que tienen los/as jóvenes con la sociedad costarricense y sobre todo consigo mismos/as.
Y es que la condición de ser joven implica, casi por naturaleza, un espíritu de rebeldía y de desprecio por las injusticias. La juventud en la historia, ha demostrado que esto es cierto; hoy, de nuevo, la juventud constituye el pilar fundamental sobre el que se sustentara la sociedad costarricense de los próximos años, de ahí la gran importancia de que la juventud sea un protagonista clave, en la lucha por la igualdad, la dignidad y el reconocimiento progresivo y pleno de Derechos.

La tarea que debe convocar a las juventudes de Costa Rica, y a los sectores progresistas del país, es la de erradicar, de una vez por todas, las ciudadanías de segunda o tercera categoría. Es inadmisible que en Costa Rica, más de la mitad de los/as habitantes, no disfruten de los derechos que la igualdad real ofrece.

Valorarse como persona sujeta de derechos, portadora de una dignidad irrenunciable, es lo que constituye el verdadero carácter de ser humano. Incorporarse a esta campaña, compartir sus aspiraciones y logros, significa valorarse como persona. Los éxitos que se puedan cosechar de esta campaña, serán en gran medida, gracias al trabajo honesto y desinteresado de la juventud que se incorpore voluntariamente a las actividades que este proceso nos plantea, en especial hacia el futuro más inmediato.

Es sabido por ustedes, que nunca en la historia, los Derechos Humanos han sido un regalo; sino, el fruto de años de lucha consecuente, en ocasiones difícil y dura, pero con enormes satisfacciones, de las cuales les invitamos a ser parte, involucrándose en esta campaña que es justa, es digna y es necesaria para nuestra generación y las venideras. La juventud tica, tiene hoy, la gran oportunidad de dejar de nuevo, un legado imborrable en la historia de este país, como lo hizo en 1970, 1987, 1995 y 2000, no solo haciendo frente a proyectos, ampliamente demostrados como perjudiciales para el país, sino siendo el rostro de muchas de las demandas más sentidas de la población.

Involúcrate en la campaña ya; no es tarde, hay mucho por hacer y en especial, un lugar destacado e importante para vos como joven que quiere -y debe- cambiar lo que debe ser cambiado. Has uso de tu dignidad, lucha por vos!

¿Un Partido Político Gay en CR?

¿Un Partido Político Gay en CR?
Mayo 25-2011

En los últimos años, la sociedad costarricense ha estado participando de un debate sobre los derechos humanos de las personas sexualmente diversas y en este proceso han aparecido actores nuevos, que desde su activismo, han contribuido a posicionar el tema en los medios, a frenar iniciativas discriminatorias y a denunciar actos de violencia y discriminación.

Circulan también por algunas cadenas, opiniones tendenciosas sobre la posibilidad y la supuesta necesidad de articular una nueva propuesta político-electoral en torno a la comunidad BGLTI para "contar con representación en el Congreso para dar una discusión - a propósito de los derechos de las minorías- en el seno del Primer Poder de la República", como si en el Parlamento, no se discutieran temas relativos a los derechos de las minorías.

Quienes proponen esta aventura electoral, conocen de la gran capacidad organizativa de los sectores conservadores del país para hacer frente a las luchas, que desde la comunidad BGLTI se ha venido desarrollando en pro de alcanzar una igualdad civil, donde lo que se demanda, es la erradicación de las ciudadanías de segunda o tercera categoría.

En mi opinión, es miope quien considera que puede tener éxito un partido político unitemático; si bien es cierto, aún esa iniciativa no se materializa, el nivel del debate, no ha alcanzado a discutir temas relacionados a aspectos medulares para nuestra sociedad, como la redistribución de la riqueza, la protección de los recursos naturales, los niveles de consumo energético o de mercancías; tampoco se conoce que se esté discutiendo de otros temas vinculados a los DDHH, como la despenalización del aborto, la fertilización in-vitro, la penalización a la violencia domestica -particularmente contra las mujeres- y otros tantos temas que a lo interno de cualquier grupo que se diga diverso y plural es necesario abordar, ya que su misma composición demanda un debate profundo de ideas.

Debemos reconocer que es legitima la aspiración a ocupar cargos de elección popular, pero hay que tener claro, que una aventura política de este tipo, requiere de una amplia discusión no solo dentro de la Comunidad BGLTI; exige también, de la generación de documentos, de debate y de la toma de posición ante temas controversiales como los ya mencionados; de lo contrario, puede llegar a generarse un alto -y preocupante- grado de frustración al ver fracasar esfuerzos bien intencionados si la orientación política no está definida, o cuando menos trazados sus rasgos más generales.

¿Qué ideología puede predicar un partido gay en la católica Costa Rica?

La propuesta que lanzo, es la de involucrarse más, de manera clara e inteligente, en las estructuras ya existentes que responden, programáticamente a las justas demandas de la Comunidad BGLTI; estructuras que ya tienen representación en el Congreso, que tienen algún nivel de respaldo popular, pero donde la Comunidad no ha logrado permear (educar) en esas estructuras partidarias de base, de la sensibilidad, el respeto, y el reconocimiento a sus derechos; desde esa incapacidad de incidencia política, es que se justifica muy bien el querer "hacer casa aparte" y reproducir y dispersar esfuerzos, que bien pueden hermanarse en torno a un proyecto de país, prospero, inclusivo y solidario que ya plantean algunos partidos en el Congreso. La invitación pues, es a desarrollar estrategias para que las estructuras ya existentes reclamen, defiendan y propongan los avances que la igualdad civil real demanda.

Los cantos de sirena, tienen justamente el efecto de desviar el rumbo de los/as navegantes que con ansias, esperan llegar al puerto de una vida mejor y más justa en sociedad.

Una piel dulce de 20 años.

Una piel dulce de 20 años. 
2/2/011.

Con la noticia del próximo concierto de Serrat en CR, fui a rebuscar en la carpeta de música sus canciones… “Tío Alberto” estaba ahí. En esa canción Serrat canta:

“Que suerte tienes cochino
En el final del camino,
te espero la sombra fresca
De una piel dulce de veinte años,
donde olivar los desengaños
De diez lustros de amor… tío Alberto.”

A oírlo, nuevamente pensé en el tema de las relaciones inter-generacionales y en los altos niveles de gerontofóbia que imperan en buena parte de la comunidad gay – sobre esto, el caso lésbico es un tanto distinto- y de cómo esto se combina con dosis de adultocentrismo en la misma comunidad… dos emociones al parecer contradictorias.

Es común oír en jóvenes gays, los mismos prejuicios que la gente hetero tiene sobre las personas adultas maduras, quizás el más común es el famoso “viejo verde”; y es que nuestra cultura, ve con desdén la adultez y ensalza las bondades de la juventud… “divino tesoro” que algún día se ira.

Por otra parte, el adultocentrismo que se vive en ciertos espacios de ambiente, es a mi juicio, pavoroso; “los rocos” que llegan a ligar, suelen comportarse del mismo modo que los heteros, con prepotencia e incluso un poco de agresividad… nada muy distinto a un macho; y es que ser gay no es sinómino de sensibilidad o respeto.

En mi opinión, sería ideal, que un adulto pueda enamorarse de un joven y que éste le correspondiera, sin que medien relaciones de poder, violentas u opresivas, por ejemplo la dependencia económica, y donde no haya oportunismo o arribismo que ensombrezca la relación que se ha establecido de mutuo acuerdo. Finalmente, y si no es mucho pedir, me gustaría que estas personas no estén expuestas a (pre)juicios de valor que condenen su relación, sea ésta pasajera o duradera.

Otra canción de Serrat –y se la dedico a quienes toman el tiempo de leerme- reza así:

“Saca de paseo a tus instintos
Y ventílalos al sol,
Y no dosifiques los placeres,
Si puedes, derróchalos”
“Que todo cuanto te rodea
Lo han puesto para ti,
No lo míres desde la ventana
Y siéntate al festín.”

Y… ¿a dónde vamos?

Y… ¿a dónde vamos?
25/10/10

¿A quien no le ha hecho falta un lugar discreto o solitaria para intimar? Muchas son las historias que se cuentan sobre aventuras en lugares públicos, donde en horas de la tarde o la noche, se encuentran parejas buscando un lugar y un momento para el sexo, donde el riesgo de ser descubiertas juega un doble papel.

No es la intención mía, censurar a quienes gustan de intimar en espacios públicos; entiendo que la adrenalina por el riesgo de ser descubiertas/os acrecienta el gusto por el sexo en ese tipo de prácticas y en esas condiciones; de alguna manera, esa gente tiene el derecho –como el resto de personas- a ejercer su sexualidad como mejor la parezca y le resulte más gratificante.
El asunto que nos debe preocupar, no es simplemente, si la gente gay tiene sexo en la calle o no; sino, cuales son los espacios, -y si los hay- seguros con que cuenta la población BGLTI para intimar con su pareja ya sea esta estable o pasajera. Últimamente ha habido expresiones de protesta contra la censura que reciben parejas gays o lésbicas cuando se demuestran cariño en lugares públicos –o “no apropiados”; sin embargo, hay que analizar más a fondo cuales son los lugares y condiciones donde clandestinamente intiman algunas parejas gays y lésbicas.

El que una pareja de varones - tengan que recurrir a cafetal, un bus, un parqueo y un sinfín de lugares (llamémoslos de riesgo) para intimar, propicia conductas de riesgo, una de ellas es el no uso de preservativo; ya que por la misma adrenalina, por la premura del tiempo, por el riesgo a ser descubiertos, desinformación, y algunos temores que se tengan, como elementos combinados van en detrimento de “un pensar juicioso” y donde se tengan presentes los riesgos posibles como el antes mencionado, el de ser asaltados, violentados, incluso muertos.
Pensando en la gente más joven, socialmente hay toda una estructura opresora, que dificulta el ejercicio tranquilo, sano y placentero de la sexualidad, por ejemplo, no suele permitírsele a dos jóvenes –gays o heteros- encerrarse en su habitación durante horas, para hacer “quien sabe que cosas”; incluso a quienes sus familias comienzan aceptar como gays se les dice: “haga lo que quiera, pero no aquí en la casa” y esto lleva a los jóvenes a buscar lugares “seguros y sin censura” para intimar y donde los riesgos son múltiples, pero donde finalmente logran “soltar la presa”.

También el aspecto económico está presente; ya que presumo, que la mayoría de personas que intiman en lugares de riesgo, no cuentan con un espacio seguros para hacerlo al mismo tiempo que tampoco cuentan con recursos (como auto y dinero) para ir a moteles a intimar más tranquilas; y aunque parezca fantástico, suele pasar que tampoco tienen dinero para comprar preservativos “y se la juegan”.

Ser respetadas/os como lesbianas o gays, tiene que ver también con los espacios y condiciones con que se cuentan para demostrar cariño o intimar… pasa también por tener “Un Cuarto Propio”… como demandaba Virginia Woolf en 1929.

Frente a la voto de la Sala Constitucional

Frente a la voto de la Sala Constitucional
11 Agosto 2010



En estos momentos pienso en la frase "Si nosotros perdemos, lo volvemos a intentar; si ellos pierden, pierden para siempre" dicha por un destacado estadista caribeño. Se ha ganado una batalla a los grupos conservadores de este país, ahora debemos ir en avanzada a conquistar más derechos.

Desde lo que yo interpreto,hubo algunos factores claves para que la sala resolviera que la materia que se iba a consultar en el referéndum del odio, no era materia electoral, sino legislativa. En primer lugar los principales medios se mostraron anuentes apasar noticias fieles del proceso, propiciaron espacios y fomentaron el debate; los procesos de otros lugares coincidieron felizmente a nuestro favor, Argentina,Washington, entre otros y un elemento medular, fue la rápida respuesta en términos de organización y comunicación que se produjo entre el grueso de las organizaciones de diversidad sexual del país –mayormente concentradas en SanJosé-

La amenaza del referéndum hizo que las organizaciones y gente inorgánica, se (re)encontrara para dar estabatalla en un escenario legal, con recursos de amparo, coadyuvancias, cartas y manifestaciones pacificas. Esto constituye una escuela para varia gente que anteriormenteno habían tenido mayor grado de involucramiento político y que ahora se ha posibilitado el que se visibilizaran organizaciones y espacios en los cuales involucrarse ,participar y ahora si, de llevar una vida en comunidad BGLTI.

El sentimiento gregario, pudo más que la atomización, los celos personalistas, incluso las orientaciones ideológicas diferentes, ya que la causa común estaba clara, detener el referéndum. No puede ahora el movimiento de las organizaciones de la diversidad sexual detenerse; se impone la necesidad de ir en avanzada por la conquista demás derechos y por el cumplimiento efectivo de los ya consignados en lalegislación. En la arena político partidista, desde el diputado del FA, el líderdel PAC y la juventud del PLN, se presentaron coadyuvancias al amparo acogido, lo cual refleja que en estos espacios, esta permeándose cada día mas, una sensibilidadsobre el tema de los Derechos Humanos de las minorías; eso constituye un avancenada desdeñable.

Finalmente recalcar elllamado a no dejar caer la bandera que ya se enarbolo... sin perder de vista que, como en muchas otras ocasiones, los movimientos sociales y los Partidos Políticos, reaccionan al son de los bajos electorales que se orquestan desde el poder. Esto es una deficiencia que tenemos que ir superando si queremos algún día, pasar de la resistencia, a la propuesta de vanguardia, reconociendo siempre que existe una historia de lucha de la cual podemos y tenemos que apropiarnos siempre y cada día mas.



Analfabetismo Sexual

Analfabetismo Sexual
30-3-010

¿Están dispuestos/as a hacer con su vida sexual, lo mismo que con su vida política; una vez, durante dos minutos, cada 4 años? Seguramente dirán que no. No se puede desvincular la política de la sexualidad, hacerlo es un síntoma de analfabetismo sexual y político.

En la sociedad costarricense, hay un tremendo desconocimiento de las sexualidades humanas –nótese el plural-, la DIVERSIDAD SEXUAL –así en mayúsculas- es desconocida por heterosexuales y por la comunidad BGLT incluso; o se es buga, o gay o lesbi o bisexual (cuando se reconoce como una identidad y no como una etapa entre lo hetero y lo gay) y se acabo, no hay otras opciones y las que existen –en la medida en que son las reconocidas- están inevitablemente vinculadas a los genitales (genitalidad de la sexualidad).

Así como la única forma de participación política, no es a través de partidos políticos oficialmente inscritos en el TSE, tampoco la única forma de sexualidad es la que se muestra en lo inmediato, y que a causa de los medios de comunicación, políticas conservadoras y el miedo, se distorsiona la diversidad y es encasillada nuevamente en dicotomías, en esta caso hetero y el mundo gay.

Excitación por olores corporales, por características físicas, por prendas de ropa u accesorios, por comics o literatura erótica, por el voyerismo, por el travestismo, por el erotismo, entre otros mal llamados fetiches, no suelen ser practicas y gustos sexuales reconocidos como parte de la sexualidad con el mismo nivel –o respeto si se quiere- que las practicas sexuales vinculadas a lo genital exclusivamente; o son invisibilisadas en el discurso de la diversidad sexual, o son catalogadas como fetiches y parafilias[1] -trastornos- con respecto a la “única vía de la sexualidad posible”.

Participar políticamente en el activismo gay-lesbico –derechos humanos- posibilita la alfabetización sexual y política, aun mas que el activismo, la militancia en la comunidad gay por medio de sus organizaciones como Comunidad Arcoiris, Cipac, y tantas otras agrupaciones que existen, realmente constituye una escuela para quienes se comprometen con si mismas/os en el constante ejercicio de la ciudadanía plena. Sentirse interpelada/o pero el no reconocimiento y respeto por mis gustos y practicas sexuales, se convierte en un efecto catalizador del aprendizaje integral de las personas.

Nuestra vida sexual, no puede, ni debe, ser tan limitada como nuestra vida política formal. Informalisemos la sexualidad y la política, y veremos cambios favorables en nosotras/os y la sociedad.



[1] Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Parafilia