Datos personales

Mi foto
GAM, Zona Central, Costa Rica
Ensayos que esperan ser comentados, ojalá con conocimiento :p

miércoles, 7 de mayo de 2014

Mi relación con Eduardo Mora Valverde (2 de diciembre de 2013)

De Eduardo Mora Valverde recuerdo la primera vez que lo vi en el Edificio Cooperativo en Montes de Oca, cuando en una Asamblea estábamos fundando el Frente Amplio en el 2004. Él estaba ahí de boina y camisa blanca; cuando me lo presentaron me dijo: "¿verdad que usted es neutral?" y me quedé pensando... luego entendí que me estaba bromeando, por mi camiseta roja con la leyenda "siempre comunista", por estar en una asamblea popular, que fundaría un partido político de izquierda. Ese era el humor que conocí de Eduadro.

Casi un año después, siendo yo presidente de la Asociación de Estudiantes de Filosofía, de la Universidad Nacional, es que invito a Eduardo a un conservatorio. Ya no recuerdo el tema de la conferencia; sin duda era solo una excusa para que él compartiera con estudiantes de filosofía y otro público sobre lo que él quisiera hablar, lo que sea que fuera a decir, era de interés para mí y lo quería compartir con otras personas. Con 83 años, se dejó venir desde Barrio Escalante, en bus público hasta la UNA, para conversar con la juventud; eso le gustaba muchisimo.

De esa conferencia recuerdo que mencionó con vehemencia y admiración a su ex-compañera Elena Castellanos quien era de una familia de trayectoria de lucha social y política en El Salvador y con quien vivió intensos momentos de su vida política en México, donde la conoció. Recuerdo que comentó cómo participó en la re-articulación del Partido Comunista de El Salvador; también contó cuando conoció al el "Ché", a Fidel Castro. Eduardo fue un vigoroso internacionalista durante toda su militancia en la izquierda.

Tiempo después, lo seguí viendo como asistente a actividades "del partido", siendo quizá la última, la celebración del 80 aniversario de la fundación del Partido Comunista, que se celebró en la sala de ex-presidentes de la Asamblea Legislativa, donde Eduardo estuvo en 2 oportunidades como diputado de la República.

El último recuerdo que tengo de él (y se lo expresé a su nieta Alejandra, al tiempo que le preguntaba por la salud de su abuelo), fue que vi a "Lalo" en un sueño. Fue corto, pero poderoso. En el vi una muchedumbre de gente caminando por la Avenida Central y en medio del tumulto a un señor de 90 años, caminando entre trabajadores, desempleados, niños, niñas, jóvenes y adultos; con al frente en alto, de bastón en mano pero con entereza aún y con una historia de lucha y de compromiso social intachable para con los pobres de este país.

Gracias compañero Eduardo Mora, por haber abierto camino, por haber caminado junto a nosotros los más jóvenes, y por enseñarme que no se puede, ni de debe ser neutral.


No hay comentarios: