Datos personales

Mi foto
GAM, Zona Central, Costa Rica
Ensayos que esperan ser comentados, ojalá con conocimiento :p

martes, 15 de enero de 2008

Las Lesbianas no son Mujeres.

Las Lesbianas no son Mujeres.
15-7-007.

Actualmente las luchas de los movimientos lésbicos homosexuales, son más que la búsqueda de una identidad sexual colectiva; se tratan de la ruptura de las estructuras identitarias fijas, de reconstrucción de los géneros establecidos y también de los sexos asignados; así pues, es una lucha contra la heterosexualidad obligatoria y la hetero-realidad fundamentalista, excluyente e impositiva.

Las lesbianas son mujeres que aman a otras mujeres. Son mujeres que se sienten atraídas sexualmente por otras mujeres. La identidad es la experiencia de cada persona en torno a su ser y a su existir; en este sentido, la identidad de cada persona es única, aunque contenga elementos comunes a otras personas. Existe también una auto-identidad que es construida a través de las experiencias de vida, la auto-identidad de muchas mujeres lesbianas está construida sobre la base del rechazo familiar y social al lesbianismo (incluso del morbo de los varones heterosexuales) y sobre la base al temor a ser descubiertas, censuradas y violentadas. Este proceso, no pocas veces se emprende de manera solitaria y aislada, sin compartir las reflexiones y hallazgos que se dan en el proceso de construcción identitaria y donde se encuentra mucho de la riqueza que implica el auto-conocimiento.

A nivel académico -y político-, considero interesante, la propuesta de Monique Wittig y Teresa de Lauretis1, cuando sostienen que las lesbianas no son mujeres. Cuando Wittig, escribe eso, esta diciendo (entre otras cosas) “que solo son mujeres las que viven de acuerdo con el sistema de géneros patriarcal, con su orden simbólico, y que es por tanto, es posible consentir el cuerpo sin genero femenino, ni masculino”, con ello afirma que ser mujer (y hombre) implica la construcción de la identidad de acuerdo a una sobre determinación social masculina y heterosexual. Ésto nos recuerda a Simone de Beauvoir cuando dice que "las mujeres no nacen, se hacen

“Las lesbianas al encontrarnos fuera de la lógica masculina y heterosexual, construimos y vivimos en un cuerpo de lesbiana, es decir, somos lesbianas en cuerpos de lesbianas. La construcción de nuestra identidad, de nuestros cuerpos, de nuestra sexualidad y nuestra lógica de pensamiento es diferente a la lógica cultural del fundamentalismo heterosexual. Se trata en líneas generales, de una resignificación (del proceso identitario tanto lésbico como de gays varones) y reconstrucción de identidades desde una perspectiva de las disidencias sexuales.”2

Extraordinaria la ruptura que se nos plantea al negar la categorización de “mujer” inventada y llenada de contenido por el sistema patriarcal. Así, si extendemos éste ejemplo a categorías como: hombre, homosexual, entre otras, comenzamos a vislumbrar las luces que aporta la teoría QUEER, sobre la cual compartiré opiniones en otro articulo. Por lo pronto espero haber colaborado a que la/el lectora/or aprenda algo nuevo y tenga la motivación de estudiar estos temas, además de cuestionar el sistema que nombra y designa las cosas antes de que vengamos al mundo.
___________________________________________________________________

2 Norma Mogrovejo, Una amor que se atrevió a decir su nombre, la lucha de las lesbianas y su relación con los movimientos homosexuales y feministas en América Latina, editorial Plaza y Valdez, 2000. (El paréntesis de la cita es mío)

Reprimir Potencia el Efecto.

Reprimir potencia el efecto.
30-11-2007

Hace unos días en una mesa de tragos con 2 amigos que son gays, les escuche platicar sobre su concepción de lo que es ser gay en Costa Rica, y de cómo es percibido esto por quien es heterosexual. Entre varias cosas que comentaban, se encontraban argumentos sobre cuanto tiempo tiene la comunidad de estar fuera del clóset en Costa Rica; señalaban que 30 años, pero que realmente es menos, y que la heterosexualidad es de “toda la vida”, por lo que las historias de vida de cada grupo son distintas; un amigo señalaba “¿que va a saber un buga de la vida?”... en ese momento comencé a ponerle atención a lo que decían.

El estaba haciendo alusión a que la gente buga no enfrenta las mismas dificultades (o del mismo tipo) que la gente gay para vivir, las cuales generan carácter , el otro amigo decía entre queja y queja (justificada) que en su nuevo trabajo tuvo “que volver al clóset” pues en su oficina no saben de su situación y como no lo explicitó desde el primer día, ahora se le hace un problema hacerlo.

Tanta cosa que decían me ponía a pensar en si tenían razón en cuanto a la percepción que tiene le gente buga de la comunidad, en su amplitud y diversidad, que dicho sea de paso no reconoce, pero sobre todo me llamo la atención lo que era referente a las manifestaciones publicas de amor, cariño o cachondeo... tan difícil de identificar en estos días...

Se ponían ejemplos en la mesa de manifestaciones de ese tipo de gente gay (estereotipada o no por la gente hetero), y sobre manifestaciones hetero de la misma índole. Mencionaban a la pareja gay que mientras hay comensales, se apretan a la mesa, a vista y paciencia de la demás gente sin importarles nada... siempre y cuando fuera en un lugar de ambiente o lo que llaman gay friendly; a diferencia de ellos la hipotética pareja hetero habla con los/as demás comensales, muy pudorosamente, tomados de la mano cuando mucho.

Ciertamente uno no ve a un chico hetero, agarrarle la teta o la nalga a la novia en publico, ni a la chavala tocarle el pene al chico en media avenida segunda como algo natural y normal de quienes se quieren. Tampoco vemos gays con esas manifestaciones en la calle o espacios “no apropiados”. De los que si estoy seguro, es de que todo esto se trata de la lamentable y patriarcal división entre el ámbito de lo público y lo privado y sobre las conductas socialmente aceptadas en ciertos espacios, con una serie de condicionantes también terriblemente opresivas.

Cuando la gente gay ve reprimida la posibilidad y el derecho que tienen de manifestar amor, cachondeo o cariño públicamente, ésta represión se manifiesta potenciadamente en espacios donde si lo pueden hacer, lugares de ambiente, etc. En estos espacios tampoco están exentos/as de la critica de la gente... ahora la de su mismo gremio. No importa, o no debería importar en donde se dan la manifestaciones de amor, frente a niños, ancianos/as conservadores/as, curas, abogados, ingenieros o estudiantes. Si como dijo mi amigo, la comunidad tiene 30 años de estar fuera del clóset en Costa Rica, que lo aproveche, que se manifieste como tenga a bien, sin pensar tanto en las anquilosadas susceptibilidades que pueda “herir”, si alguien sale herido/a en esto, es la misma pareja, pues lastima y amputa su derecho, el espíritu que le lleva a hacer lo que siente que debe o quiere hacer. No hacer las cosas, y limitarse por el ¿qué dirán? (gays y bugas) es amputarse uno/a mismo/a, y para eso no hay prótesis.

Potenciar el efecto de manifestar cariño públicamente, no debe ser consecuencia de una represión social sistemática, sino de la decisión de pareja, de mutuo acuerdo, con valentía y empoderamiento, en donde demuestren y compartan su cariño con el mundo, sin pena, y ojalá con la clara intención de transgredir, y lastimar (a cuenta de sensibilizar) los escrúpulos de quienes sean intolerantes, sean del ambiente o no.

Una América BGLTTTI es Posible

Una América BGLTTTI es Posible
4-9-007

Recientemente en la ciudad de Estelí, al norte de Nicaragua, se realizo el V Encuentro Mesoamericano del Grito de los/as Excluidos/as, un espacio que aglutino en esa oportunidad a 54 organizaciones sociales de Mesoamérica, (y algunos países de la Unión Europea); entre las que por primera vez se encontraba una organización popular de personas de la comunidad BGLTTTI la Asociación Nacional Gay Lésbica Intersexo Intermunicipal, de Nicaragua.

Esta, fue una actividad en donde personas de distintas latitudes nos hermanábamos independientemente de nuestras diferencias, como personas que en alguna u otra medida han sido excluidas por las practicas y dinámicas económicas, y de socialización, impuestas por el sistema patriarcal y capitalista en que se desarrolla la inmensa mayoría de la humanidad. Quienes participamos denunciamos las condiciones de exclusión de muy diversos sectores de nuestra región, indígenas, gente afro descendiente, mujeres en general, campesinos/as, jóvenes, adultos/as mayores, y por primera vez, la exclusión que padece la comunidad BGLTTTI en toda Mesoamérica, región que lamentablemente es bastante homofóbica e intolerante a la diferencia, a las diversidades de opción sexual y a las construcciones corporales no tradicionales.

Las compañeras de la Asociación Nacional Gay Lésbica Intersexo Intermunicipal, apuntaban en sus intervenciones las formas en que la exclusión se manifestaba en sus vidas y en su quehacer político; entre otras cosas apuntaban a la exclusión económica y laboral, pues por la construcción que ellas han hecho de su propio cuerpo, no son empleadas por ninguna compañía nacional o transnacional, ni por el estado mismo; independientemente de su preparación profesional, habían desde graduadas universitarias en pedagogía hasta primaria incompleta. Señalaban también la exclusión que sufren por parte de los organismos de cooperación internacional, que únicamente otorgan recursos financieros a organizaciones gays que trabajan el tema gay - masculino - y que son conducidas por varones gays, desplazándolas a ellas a condiciones de trabajo político precarias y evidentemente adversas, en desigualdad.

Son impresionantes las maneras en que el patriarcado y la misoginia operan, incluso en el seno mismo de la comunidad BGLTTTI... Chicas trans., dominadas por varones gays e intoleradas e incomprendidas tal vez, por el resto de la comunidad. Aun así ellas continúan su trabajo político, ayudando a personas que son corridas de sus casas, despedidas de sus trabajos, humilladas públicamente, personas que no son sujetas de crédito para realizar alguna actividad productiva, personas violentadas en los mas básico, la construcción y administración de su propio cuerpo, seres humanos intolerados, etc.; digo esto, sin la intención de victimizar o re-victimizar, sino para evidenciar, las inequidades propias de un sistema que genera exclusión económica y cultural, que desplaza y destruye personas.

Ellas son personas valientes, que no están dispuestas (en algunos casos) a vivir una doble vida... o pero aun, a vivir una vida a medias; creen en que con la articulación y la solidaridad de quienes han alcanzado un grado de conciencia que permite comprender las diversidades y ser respetuosos/as, se puede construir paulatinamente una América... Y por que no? un mundo diferente y posible, donde las formas de dominación patriarcal y capitalista queden superadas y como desde la selva de Lacandona se dijo “quepamos todos/as”.

¿Indefinición Sexual o Hetero-compulsividad?

¿Indefinición Sexual o Hetero-compulsividad?
4-8-2007

Hace relativamente poco tiempo, en comentarios del grupo y esta Web, se trataba el tema de la bisexualidad; hubo varios aportes, de quienes eran bisexuales y de quienes no. Recuerdo que algunas personas argumentaban que la bisexualidad no existía, y usaban argumentos de tipo descalificativo, planteando que quienes se entienden como bisexuales, es porque están confundidas/os y que no se han definido como Lesbianas o como Gays. Otro argumento era que la gente bisexual, vivian una doble vida, pues tenían novia/o mientras sentían atracción por otras personas, tal vez de su mismo sexo.

Ciertamente nos definen las otras personas y el entorno social en el que nos encontramos, sin embargo, irrespetar a quienes se definen en una suerte de “termino medio” entre la homosexualidad y el lesbianismo, es cometer el mismo ejercicio de intolerancia que la comunidad BGLT padeció (y padece) cuando se le decía: “usted es un hombrecito, la tienen que gustar las mujeres” o el “vístase mas femenina, parece mari-macha”. Para el ejercicio realmente liberador de la sexualidad, cobra vital importancia, el respeto a la diversidad de manifestaciones sexuales.

Quienes se identifican como bisexuales, cargan con un peso que talvez gays y lesbianas con comparten, y es que la bisexualidad esta (a mi parecer) vinculada con una seria de conductas morales reprobables, por ejemplo, hay quienes piensan, que ser bisexual es acostarse con todo el mundo (lo cual esta bien, para quien lo hace, siempre que cuiden de si y de la otra persona), o que representa una inestabilidad tipo “hoy me gusta una, mañana me gusta otro” (y hay quienes viven su bisexualidad de esa manera). Se sabe también que ser gay o lesbiana, también conlleva (en este sistema) un constante lapidamiento moral, por parte de quienes no tienen autoridad moral.

La hetero-compulsividad que padecen algunas personas de la comunidad BGLT, se ve reflejada cuando emiten ese tipo de juicios contra bisexuales, travestís, transgenero, o Inter-sexo. Han adoptado el “caballito de batalla” de los/as heterosexuales, de que “hay que definirse” o se es hombre al que le gustan las mujeres, o es mujer que le gustan los hombres, pero con el matiz gay; “si se acuesta con hombres es gay”, “si se liga chicas, es lesbiana”, no dejando margen abierto para quienes viven su sexualidad de maneras distintas y que efectivamente existen, incluso que se han puesto de moda como la bisexualidad (en algunos casos) o las practicas swinger.

La comunidad BGLT (y la heterosexual) debe des-embarazarse del mal de la hetero-compulsividad, que no permite visualizar grupos con practicas sexuales diversas, que no es respetuosa ante esa diversidad existente, y que condena y hace mofa de lo que no logra entender, genera culpa en algunas de las personas no heterosexuales, y finalmente su esquema de comprensión del mundo, termina siendo adoptada por la comunidad, ¿cuál es ese esquema de comprensión? Lo Binario. En donde el objeto del deseo del hombre debe ser la mujer y viceversa. Y en el caso de gays y lesbianas, el objeto de deseo debe ser hombre - hombre o mujer - mujer; no hay portillo abierto a lo que no se adapte a ese esquema rígido, anticuado, histórico, que invisibiliza, estático, irrespetuoso, y en nada liberador. Debemos tender a la apertura para tener nuevos criterios que nos permitan comprender el mundo, participar de él, y no solamente estar.

SEX POL, militancia anti capitalista, por la liberación sexual.




SEX POL, militancia anti capitalista, por la liberación sexual.
25-6-007.




















Wilhem Reich, “auténtico hereje nació en 1897 en Galitzia que formaba parte del Imperio austrohúngaro, en el seno de una familia de campesinos acomodados, pero obligados a emigrar por su raza judía y a los que la guerra de 1914-18 arruinó. Reich participó en la guerra como teniente en el frente italiano. Estudió primero- psiquiatría en Viena al lado de Freud, antimarxista convencido. En 1919, él mismo escribió: "He llegado a persuadirme de que la sexualidad es el centro de gravitación en torno al cual gira no sólo la vida íntima del individuo, sino toda la vida social". Vive intensamente la oleada revolucionaria de la postguerra y comienza su lucha contra la mezquina, hipócrita y sexofóbica moral burguesa desde un ángulo inédito: el freudo-marxismo.”1

Este austriaco, funda el freudo-marxismo, hace una lectura histórica del psicoanálisis, concluyendo que la Represión es Histórica, y está convencido, de que para una sociedad liberada se debe buscar la mínima represión; esto le llevo a ver la Represión como algo político, pues comprende que la dominación capitalista produce un tipo de corporalidad, un tipo de carácter en las personas -recordemos como era la gente en la época victoriana- ambos elementos funcionales para el sistema capitalista apuntaba Reich.

Inventa la sex POL (Liga Nacional para una Política Sexual Proletaria) que por la radicalidad política, y las invitaciones a rupturas estructurales, es que es censurada en la URSS de Stalin, pues W. Reich, básicamente consideraba el PLACER como una instancia política de liberación.

Una sociedad que se diga democrática, habrá de respetar, no tanto tolerar, las distintas maneras de liberación sexual (y política) que sus miembros/as determinen convenientes y apropiadas a sus intereses individuales y/o colectivos. Así se debería respetar la opción de liberación sexual de las mujeres lesbianas por convicción política, o la liberación sexual de quienes asumen la bisexualidad como modo de ruptura al limitado, dominado y esclavizante mundo heteronormativo.

Actualmente la globalización adopta la practica del capitalismo de ensalzar y connotar las excepciones, como algo ya no extraordinario, sino como algo a lo que todas/os podemos y debemos aspirar, así invento por ejemplo, el “gay art” y otras denominaciones para coptar aquello que por naturaleza le es ajeno, la diversidad, lo no binario, lo no estructural. Una liberación sexual efectiva dentro de una democracia, si es que es posible, deberá ser comprensiva de las diversas manifestaciones de libertad sexual, deberá ser respetuosa de las relaciones sexuales y amorosas, lesbicas, bisexuales, trans, homo, intergeneracionales, incluso las mal consideradas dañinas (por generalización apresurada) relaciones incestuosas. Si las democracias actuales tienen la capacidad de estiramiento y flexibilidad que los cambios y la paulatina liberación sexual va demandando, estas triunfaran, en ellas cabremos todos/as indistintamente de la opción de liberación sexual que cada quien opte, de lo contrario, estará anquilosada y maquillándose constantemente pues por dentro envejece y se marchita lentamente, dando la impresión de renovarse, pero que sin incorporar las distintas manifestaciones de practicas sexuales diversas, va muriendo y dando paso a otra sociedad, como ya la dinámica de la historia de la humanidad lo ha demostrado en repetidas ocasiones.

___________________________________________________________________

Por qué entre BGLT se discrimina

Por qué entre BGLT se discrimina
3-6.007.

Sin pretender descubrir el agua tibia, señalaré uno de los que a mi juicio es uno de los principales puntos débiles de la comunidad BGLT al menos en Costa Rica.

En otro articulo señale que el sistema patriarcal, construye las identidades a partir de opuestos (en el caso de los varones, a partir de no ser mujer, igual para las chicas, no ser varones), esta odiosa practica de la que en algún momento todas/os somos victimas, no es exclusiva para la gente heterosexual, ya definida o en su proceso (que por lo demás nunca termina) de definición. En la población BGLT esto también esta presente, casi es palpable en el ambiente.

Cuando algún hombre gay busca pareja, (como toda persona) establece sus requisitos; algunos contemplan que el otro chico no debe ser afeminado, que tiene que ser masculino o varonil. Igual para el ambiente les, ellas solicitaran que sean femeninas o que no lo sean (ellas tienen su propio argot para la designación de los tipos de mujeres y para los tipos de mujeres lesbianas). El establecimiento de requisitos no esta mal, no es un acto moral o inmoral. Aunque como todo, depende. Si los criterios de selección son a base de discriminación, no son deseables, cuando una chica “desprecia” a otra por no cumplir su requisito estético y actitudinal o cuando un chavalo no le da pelota a otro incluso le trata mal, por no ser varonil, no se trata únicamente de que no le gusten ese tipo de personas, habría que hacer un esfuerzo y evaluarse a una/o misma/o y ver que motiva el que los requisitos sean tales o cuales.

Creo que en alguna oportunidad, quienes estamos de algún modo cerca al ambiente BGLT, nos hemos percatado de que existe una discriminación a chicas con una marcada tendencia a masculinizar su estética y sus actitudes, y cuando algún chico por ser considerado afeminado, algún gay (macho, o “verdaderamente hombre”, -un no loca-) lo toma por menos por su estética y su actitud.

Notemos como la heteronormatividad compulsiva (“enfermedad” no solo del limitado mundo heterosexual) esta presente en algunos criterios de selección; cuando el hombre gay no acepta para si una pareja afeminada (claramente el hombre con actitudes femeninas) esta reproduciendo en alguna medida el mal de la misoginia pero en este caso proyectado en otro hombre. En la ocasión en que una mujer no acepta para si (discriminación) a otra por considerarla muy femenina, posiblemente le reproche que la feminidad fue un invento de los machos, como un ejercicio más de poder, y que ésta lo reproduce, igualmente cuando la potencial pareja es de actitudes masculinas, es rechazada por su “masculinidad” y se parte de que a una lesbiana, no le gustan los hombres (estética y actitudinalmente)

No es una practica sana la segregación, en ella están presentes juegos de poder (patriarcales) que la comunidad no puede ni debe continuar reproduciendo, cada chica y chico seria bueno que examinara sus criterios de selección de parejas, así vera que con ese ejercicio de revalorar sus criterios, se conoce más a si mismo/a como persona, y de paso no cierra las puestas de entrada, a una persona, que aunque inicialmente no cumpla con los requisitos que establecemos, puede llegar a ser una maravillosa y deseable compañía.

Nota de Un Escándalo. Película


Nota de Un Escándalo. Película
15 de abril de 2007



















Actualmente en cartelera esta una película, y creo importante compartir parte del análisis filosófico -no estético- que hago sobre la película. En un intento por no arruinar la trama a quien no la ha visto, señalare solo cuestiones generales.

Se nos presentan varios elemento que median las relaciones entre los/as personajes, relaciones de poder, dadas por la edad, por el sexo, por posiciones formales de poder, básicamente. En torno a la trama de la película, se puede notar la condena social hacia la orientación sexual no hetero, en este caso el asunto es LÉSBICO, sin embargo hay otro asunto aun mas condenado y que padece una represión y persecución seria por parte de la sociedad en general, a saber las relaciones sexuales intergeneracionales.

Una lesbiana de la tercera edad (con un gato al cual cuida) se enamora de una mujer hetero que es madre, esposa, y educadora (los tres roles encierran el mandato de funciones de cuido que el sistema patriarcal asigna a las mujeres) esta personaje seria una “buena mujer“, pues esta casada con un hombre mayor que ella, que trabaja y mantiene a la familia. Esta mujer hetero, a su vez se enamora (romántica y sexualmente) con un varón hetero, menor de edad, que podría ser su hijo, esta podría ser también una “mala mujer” tratándose pues, de la misma. Hasta acá la generalidad. Veamos estos dos elementos brevemente.

El mismo sistema nos seguiré como son las lesbianas (mujeres odia hombres, corta penes, amargadas...) como son las mujeres hetero (madres, esposas...) como son los hombres (conquistadores, Don Juanes....) Todo esto esta presente en la película, alguien podría argumentar que la exposición del personaje lésbico es una exposición homo fóbica -lesbofobica en realidad- lo cual seria valido en alguna medida. Sabemos que socialmente seria condenable toda aquella persona que siendo mayor de edad sostiene relaciones sexuales (sin importar para el sistema si hay amor de por medio) con alguna persona menor de edad, es mal visto que dos personas adultas sostengan relaciones cuando la diferencia generacional es sustancial (mas de 15 años de diferencia), etc., son muchas las prohibiciones que establece la heteronormatividad.

La condena sobre los actos y sentimientos de las personas no deberían en mi opinión estar en función de si se dan entre personas de diferentes edades, de si son relaciones publicas o privadas, con o sin ropa, en casa o moteles, con video o sin video, la valoración de los actos debe estar en función de los motivos que la animan, el amor (expresado de múltiples formas, todas validas) la pasión, la curiosidad, la convicción, la necesidad, la no aplicación de la violencia, el mutuo consentimiento, etc... Así como el sistema condeno la homosexualidad (aun hoy) por estar fuera de la heteronormatividad, igualmente condena y patologiza las relaciones intergeneracionales pues en estas median relaciones de poder (que no pretendo ignorar) pero que son consideradas inapropiadas, anormales, pecaminosas, y una serie de adjetivos descalificativos que la comunidad BGLT también ha padecido pues ha sido nombrada con esos términos.

Creo que es la intolerancia y la incomprensión, lo que anima deslegitimar manifestaciones de amor que no son la norma general, es decir, la intolerancia que la comunidad ha padecido y padece, es también la misma intolerancia (a niveles distintos) que reciben quienes realizan practicas sexuales a nivel intergeneracional, por dos elementos que visualizo como extremos negativos a saber: la gerontofobia (fobia hacia la gente mayor, ancianitud -da asco tener sexo con un/a viejo/a-) y el adultocentrismo (característica por el menosprecio a la juventud -es un/a enfermo/a mental el/la que sienta atracción sexual hacia un/a menor). Estos son los dos elementos que trata la película y que en alguna medida según mi percepción, incluso fomenta.

No debe ser el espíritu de la filosofía ni una de sus características, condenar fenómenos humanos, como los de este tipo, ni ninguno, la tarea de la filosofía es llevar la luz del entendimiento y el análisis de las múltiples y objetivas reflexiones sobre los fenómenos humanos, estudiarlos y exponerlos con la mayor transparencia posible, pues la condena sobre los actos sexuales no es en algunos casos una condena a la practica misma, sino que esta condena recae sobre quien ejecuta la practica, sin importar nada mas. Esto esta mal.

De esta manera queda introducido el tema del sexo intergeneracional sobre el cual expondré mas adelante otras apreciaciones aun mas elaboradas desde lo teórico con citas y en el marco de la filosofía política.

Rupturas Epistemológicas

Rupturas Epistemológicas
25 -02-007

Kant, el gran filosofo alemán, para algunos el tercer mas grande filosofo desde Aristóteles y Platón establecía en su epistemología, que el sujeto abordaba al objeto (para conocerlo) con las categorías y con el espacio y el tiempo como formas a priori del conocimiento. Tiempo después un exponente del idealismo alemán, Hegel, establecía que Kant había partido de un supuesto para establecer un puente de conocimiento entre el sujeto y el objeto, a lo que Hegel diría que no es así, puesto que para el, sujeto y objeto son uno mismo, pero que gradualmente te van separando.

¿Que tienen que ver estas dos posturas epistemológicas con la Comunidad BGLT?

Sencillo. El/la heterosexual sabe que existe la población BGLT, esto no es nuevo, pero lo interesante es indagar un poco, como es que la gente que vive en el heteronormatividad compulsiva (como la define Leo Bersani) llega a conocer el fenómeno de la homosexualidad. Podemos trazar varias líneas epistemológicas en este sentido, desde el empirismo ingles de Berkley, en donde “ser, es ser percibido” - es decir que si algo no se percibe, por los sentidos, este algo por lo tanto no existe- hasta Kant o Hegel. Entonces ¿como es que desde la heteronormatividad, se conoce la homosexualidad (y resto de manifestaciones sexuales BGLT)?

La heterosexualidad es el sistema hegemónico, sustentado en el sistema binario de hombre y mujer, no hay nada mas, y el uno corresponde al objeto de deseo del otro, y es en ese único sentido en que “el otro” es conocido, a través del deseo. En la generalidad de los casos, para la comunidad BLGT, asumo, el querer conocer “al otro” también pasa por el deseo, pero es acá en donde se da o se manifiesta una ruptura epistemológica, el uno no es objeto de deseo del otro a través del binarismo hombre-mujer, aquí hay una rica diversidad -en el sustento- de los modos relaciónales, y evidentemente epistemológicos.

Respecto a lo que nos diría Aristóteles, de que la esencia de las cosas esta en ellas mismas -en cuanto objetos- la esencia de las personas, si es que podemos hablar de una sustancia tal, en donde se encuentra? En las personas mismas, como objetos de ser conocidos por un sujeto, que objetiviza a través del modo en que conoce, o en si mismo como sujeto, que será conocido por otro sujeto? Es decir, epistemológicamente, que son las personas, sujetos u objetos y cuando?

Posiblemente parte de este problema, si es que lo es, esta en el hecho de que en su generalidad, la población BGLT, continua teniendo como referencia para autonombrarse y por lo tanto para darse a si misma una identidad, el sistema heteronormativo, ejemplo claro de eso es la utilización de la terminología que la heterosexualidad asigno a quienes son diversos a ella. Las rupturas epistemológicas, pasan desde lo sentimental, sentir empatia por “el otro”, hasta rupturas con el lenguaje que designa, nombra, clasifica, condena y encasilla. Ejemplo de esto podemos tomar el caso de la ruptura epistemológica que significa/o para muchas personas, hacer en el discurso, la inclusión de género -limitado a la categorías mujer- el famoso las/os que a tanta gente agobian e incomodan. En el lenguaje así como se puede invisivilizar la diversidad, hablando en singular, y desde lo masculino,-masculinidad hegemónica- también se pueden hacer rupturas epistemológicas llamando a las cosas y fenómenos por su nombre (lo cual también encierra un problema), visibilizando las diversidades, y los distintos modos de conocer, sentir, amar, nombrar, relacionarse, etc., entre seres humanos, mas allá del binarismo compulsivo, patriarcal, hegemónico, excluyente incluso antidemocrático.

Leo Bersani en Costa Rica.

Leo Bersani en Costa Rica.

Nota Aclaratoria: En el mes de junio se dictaron conferencias sobre el pensamiento de Leo Bersani1 y sobre la teoría queer y los gay & lesbian studies, estas conferencias tuvieron lugar en el centro cultural de España, en barrio los Yoses; yo acá lo único que haré será hacer mención de algunas de las notas que yo tomara durante las conferencias.

Las conferencias versaban bastante sobre autores como Foucault, Lacan y Freund, entre las cosas que se mencionaron y que pueden ser de mas interés para este esfuerzo, puedo señalar el tema del sujeto y la subjetivación, y el de la vergüenza y el SIDA.

Foucault hace mucho énfasis en “la otredad” y nos habla de estar presentes en otras personas, básicamente como un nuevo modo relacional, entonces estaríamos hablando de resignificar el sentido ontológico (y pre-ontológico, si es que lo hay) del SER. En ese resignificar, las relaciones también se ven resignificadas, pues todas las relaciones de deben legitimar (en lo social) y en este proceso se recurre a la utilización de símiles para la identidad, es decir, yo soy como... fulano o sutano, o perencejo es como saturnito, o las relaciones se pueden legitimar con cosas como el noviazgo (formal) o el matrimonio mismo. Así si partimos del hecho de que nos relacionamos mal con los/as demás, (en relaciones de poder, violentas, impersonales, etc.;) por añadidura se da, que construimos una identidad “mala” o al menos, menos deseable de lo que nos podría gustar que fuera.

Se dice que existe la heteronormatividad (la cual es conservadora), y que dentro de esta, está lo que Bersani llama heterosexualidad compulsiva2 que por su defecto, encerraría a la homosexualidad compulsiva, de lo contrario, el paradigma no subsistiría, y por contradicción tendría a desaparecer; y dentro de todo esto, esta el espacio de la homosocailización, que es cuando existe una relación erótica (pues hay placer, no necesariamente sexual) entre hombres en la camaraderías.

Foucault decía que para ser feliz, había que no nombrar; y un ejemplo un poco chusco de esto, lo vemos cuando por ejemplo dos chicas (o chicos) se conocen, salen, se divierten, incluso intiman, y con el pasar del tiempo (semanas talvez) una de las personas pregunta a la otra: “¿nosotras /os, que somos?, pues no se tiene claro el tipo de relación que se esta teniendo con la otra persona, no hay un contrato establecido, es decir no se tienen claras (como la gente te espera) las reglas del juego, y eso produce inseguridad en una de las personas, por lo tanto en la relación de pareja; y esto lo podemos notar, con lo dicho anteriormente, sobre la necesidad de legitimar las relaciones, (noviazgo, matrimonio, sociedad anónima, etc.)

Un planteamiento que hace Leo Bersani, es que las relaciones (en el modo relacional actual) son violentas y agresivas, pero curiosamente señala, que lo impersonal desagrávisa la relación. Ahora si esto fuera así ¿la intimidad interpersonal generaría no violencia en las relaciones sexuales?

Seria buena la vergüenza?

Leo Bersani dice que para la comunidad gay, tener SIDA, y que se sepa públicamente es motivo de vergüenza; así, el SIDA obstaculiza la identidad orgullosa del ser gay (o gay con SIDA), lo cual nos puede llevar a la pregunta ¿existen fronteras para la construcción de las identidades?, ¿cuáles son las fronteras identitarias que enfrente la comunicad BGLT, si es que la hay?

También se dice que existe una necesidad por sentir y conocer los REAL, pero que en la búsqueda de esta realidad, el gay se encuentra con que tiene que usar condón para el sexo, y el uso del condón hace que el sexo sea no real en cuanto a que existe una barrera “real”, material, que es el condón, entre el contacto de primer termino entre texturas corporales. Entonces el gay que opte por sexo REAL, podría enfrenta el peligro a la vergüenza, pues estaría enfermo de SIDA, y se interpretaría que sucede esto, como “castigo” por vivir lo REAL, en una relación que es prohibida. Prohibida por que siempre esta presente “la muerte”; y me explico.

En la relación sexual gay, se usa el pene y el ano. Y aquí se pueden distinguir 2 fenómenos:

a) La Pasividad: el dominado tiene acceso (siendo penetrado) a lo mas valioso del dominante (que al final se trata del otro), el pene, participa de esto, y lo significa como FALO.

b) El recto es una tumba: Si partimos del hecho de que el gay busca experimentar y vivir lo real, teniendo sexo sin condón, este en primera instancia, deposita su semen (cuya función es dar vida) en un espacio para nada fértil, en un lugar de “muerte”, pues en el recto se encuentran restos y desperdicios humanos, y todo esto, aporta una carga bastante peyorativa al sexo anal entre hombres.

b.1) El recto es una tumba: Ahí es donde ocurre la transmisión del SIDA, así, el recto es un espacio que alberga a la muerte (pues el SIDA, termina por matar a la persona) a diferencia de la vagina de la mujer, que alberga la esperanza de la vida y que esta en espera de la aportación seminal del varón.

Entonces tenemos que socialmente existe una condena a los gays por vivir lo REAL, por no usar condón, pues la “inseminación”gay solo produce la muerte, (por ser un espacio no fértil de desperdicios y por la transmisión del SIDA), no se da un embarazo, no se da vida, se da muerte, pero se vive lo REAL; y eso encierra una espiritualidad (todo esto, según Leo Bersani) que esta mas en relación con la subjetividad que con la subjetivación.

Yo me pregunto, filosofando al respecto de todo esto: ¿qué tan viables son las conductas y deseos gays (como orgías, tríos, o el sexo sin condón, sexo con gente desconocida)?, ¿qué tan viable es pensar en que exista gente gay que decida infectarse de SIDA, y que se sienta orgullosa de estar con el virus, pues se siente orgullosa, de haber vivido lo REAL, a pesar del costo de morir?, ¿podríamos hablar del deseo de infectarse, como una acción o decisión política?, de ser así, ¿qué posibles lecturas de los hechos podrían ser viables, entendiendo que esto representaría una conmoción epistemológica, al pensamiento tradicional?. Creo que son cuestionamientos bastante validos, que nos invitan a mas cuestionamientos, y en esa búsqueda de posibles soluciones, y diversos discursos, esta la riqueza del pensar diferente y desde la cotidianidad de la gente gay, de decisiones políticas (según mis criterios) como de si me acuesto con extraños o no, o de si tengo sexo sin condón o no, o de si soy violento en mis relaciones o no.

___________________________________________________________________
1 Leo Bersani, Professor Emeritus of French. 19th- and 20th-century literature; psychoanalysis and literature; literature and the visual arts; cultural criticism. Marcel Proust: The Fictions of Life and of Art (Oxford Univ. Press, 1965); Balzac to Beckett (Oxford Univ. Press, 1970); A Future for Astyanax (Little, Brown, 1976); Baudelaire and Freud (UC Press, 1979); The Death of Stéphane Mallarmé (Cambridge Univ. Press, 1981); The Forms of Violence (with U. Dutoit, Schocken Books, N.Y., 1985); The Freudian Body: Psychoanalysis and Art (Columbia University Press, 1986); The Culture of Redemption (Harvard Univ. Press, 1990); Arts of Impoverishment: Beckett, Rothko and Resnais (with U. Dutoit, Harvard Univ. Press, 1993); Homos (Harvard Univ. Press, 1995); Caravaggio's Secrets (with U. Dutoit, MIT Press, 1998); Caravaggio/Jarman (with U. Dutoit, British Film Institute, 1999).

2 Uso el termino compulsivo de compulsión, conducta del individuo que busca apartar la angustia o culpabilidad que aparecería si no se cumple el acto en cuestión. El acto en cuestión para la heterosexualidad compulsiva, seria todo lo que la gente buga esperaría de la gente de su “mismo tipo”, e igualmente la homosexualidad compulsiva estaría presente en le gente hetero y en la gente homo, pues cada grupo identifica en el otro o en si mismo, lo que considera que son los actos en cuestión (los relacionados para cada caso) que se deben de cumplir, para que subsista el orden de las cosas.

Foucault, “lo gay” y la Exclusión.

Foucault, “lo gay” y la Exclusión.
02-08-006

En el 2002, salió publicado un libro de la colección Cuadernos Prometeo, que edita la Escuela de Filosofía de la UNA, sobre las clases que dio el Dr. Carlos Rojas Osorio en la UNA, unos años antes sobre Foucault1 y el Postmodernismo; del libro, nos podrían interesar varias cosas, pero solo intento rescatar una a saber, la cuestión de la exclusión, y de cómo relaciono esto yo, con “lo gay”.

Foucault estudia la historia escogiendo los protagonistas excluidos. Estudia a los locos, los discriminados por razón de raza, inclusive aquellos que son excluidos por la ciencia misma. Y partiendo de que existen varios ejes de exclusión, la gente gay, también es gente excluida. Me Detengo en este tema solo un momentito.

Si yo digo, que hay gente excluida, debo identificar varios elementos como por ejemplo, quien excluye, a quien (es) se excluye, de que se les excluye y bajo que criterios de da la exclusión; como vemos hay varias cosas menudas que se deben tratar, y para el caso de lo gay solo señalare lo que considero es vinculante para efectos del tema. “El gay” es excluido, por el sistema patriarcal, este sistema, excluye no solo a gente gay, sino a mujeres, niños y hombres que no cumplen con el parámetro de lo que ser hombre significa (para el sistema patriarcal). Se le excluye de muchas cosas, como por ejemplo de la toma de decisiones, se les excluye también del derecho a organizarse de maneras y formas alternativas, incluso de les excluye de participar democráticamente en los procesos de producción, que dicho sea de paso, también se les excluye de participar como dueños y gerentes de los mismos. Ahora, alguien podría preguntarse: ¿Me interesa a mi, no ser un/a excluido/a, me interesa participar y estar dentro de un sistema, que por definición es excluyente? Eso es algo que cada persona deberá resolver.

Foucault, hace mucho hincapié en la exclusión de los locos, y a partir de ahí, desarrolla el tema de la exclusión; lo que a mi me interesa es mostrar como si tomamos el esquema de excusión de Foucault, y en lugar de la gente loca, colocamos a la gente gay, el mismo proceso de deducción se puede seguir dando, y descubrimos como opera el sistema, que también excluye a la gente gay y que este hecho (y otros) hace que el sistema sea violento, y no democrático; sistema que tiene su referente inmediato en el Estado.

Al loco (y al gay) se le excluyen por razones de estudio y epistémicas, pero también hay quienes excluyen por cuestiones políticas. Rojas Osorio aborda el problema fundamental del racismo que es el poder que se ejerce sobre la vida: “estatización de lo biológico”. El estado trata al pueblo como mezcla de razas y establece quien debe vivir y morir (morir seria el peor escenario de exclusión, pues no se tendría acceso a las condiciones mínimas, ya no de vida, sino de subsistencia) Es en el estado con biopoder donde el racismo es indispensable para condenar a alguien a la muerte, asegura su función homicida, el derecho a matar. Matar al inferior es mejorar la raza que debe vivir. Esto relaciona la biología con el poder (s. XIX). Por eso, el darwinismo debe ser pensado como discurso político con cobertura científica. El racismo esta ligado a técnicas de poder, al Estado que se sirve de la raza, el racismo ha estado presente en todo el estado moderno capitalista o socialista.

...Foucault considero muy importante hacer la historia de la locura como una critica de la razón científica (que también estudia la homosexualidad); por eso consideró necesario hacer la historia de la prisión, porque el estado disciplinario tiene una racionalidad que pone al servicio de una dominación; por eso hizo la historia de la subjetivación, pues las sociedades crean poderes subjetivadores...

Foucault mantuvo un dialogo creativo con Marx y lo utilizo frecuentemente a lo largo de su obra. Foucault reconoció explícitamente que Marx fue el gran analista de la explotación económica... Hizo el análisis científico y critico de la racionalidad capitalista que hace que la propiedad se convierta en la raíz de la explotación. Foucault reconoció en Marx al historiador, sobre todo al historiador, de hechos concretos hasta tal punto que afirmo, “en ultima instancia qué diferencia hay entre ser historiador y ser marxista”. Proclamo en voz alta “Marx retornará”. Y es aquí donde para mi, todo amarra y cobra sentido claro.

Básicamente lo que pretendo es equiparar loco con homosexual. El loco es “el otro” de la razón; el homosexual es “el otro” del heterosexual, en el cual se sustenta el sistema patriarcal, se sustenta en la heteronormatividad y en la masculinidad hegemónica que se desprende del heterosexismo o heternormatividad.

El loco del siglo XVII esta encerrado (en hospitales) junto con los homosexuales, los mendigos, los que sufren enfermedades venéreas y todo lo que le época designa como sinrazón”. Mendigos, locos, homosexuales, enfermos, todos son excluidos. La locura y la homosexualidad, es un salirse del marco social, la locura no se refiere a una razón abstracta, sino a la razón socialmente conformada- en los procesos de socialización-. Para Foucault es la razón dominante (la del sistema patriarcal capitalista, que es la misma de la que se origina la misoginia, la homofonía, el adultocentismo, y muchos otros males mas), la razón científica (que hasta hace unos años, estudiaba a la homosexualidad como una enfermedad mental- y que ahora estudia como un desorden genético-) la que cualifica al loco como alienado.”

Locura y sinrazón, representan para Foucault formas de trasgresión. Trasgresión de los limites que la sociedad impone a través de principios de exclusión. A lo largo de la historia que Foucault nos cuenta hay una relación asimétrica de la razón con la locura y la sinrazón.” Quien sea gay, lesbiana o en general de la comunidad BGLT, encuentra alguna relación entre la exclusión que sufría (o sufre) el loco/a2 y la que sufre el /ella misma como parte de la comunidad? ¿Se nota que al loco se le excluye básicamente por que no forma parte de la razón dominante, al igual que al homosexual, que no cuadra con la lógica del sistema, en cuanto a la razón de ser heterosexual? “El gay” en algún momento represento o representara una trasgresión social (si sale del clóset) o incluso una trasgresión a nivel familiar (si es que sale o no del todo del clóset). “El gay” en si mismo, en la sociedad actual, transgrede, bien que mal rompe esquemas rígidos en los modos de pensamiento, de la sociedad y de si mismo/a.

La intención de estos comentarios, no es solo decir que los locos y los/as BGLT, son gente excluida, no pretendo victimizar o revictimizar la exclusión y la violencia que ha sufrido la comunidad, sino que la idea es hacer notar que los/as BGLT, van contra corriente, no son parte de esa epísteme social o de la razón dominante o cualquiera que sea el nombre que le demos al sistema patriarcal capitalista y a la ciencia; pretendo hacer notar la URGENTE necesidad por parte de la comunidad, de conocer su historia, una historia respetuosa de la diversidad de los actores y momentos sociales; una historia que sirva para entendernos como sujetos, una historia que nos ayude a liberarnos, y ser seres humanos libres, no excluidos de ningún sistema, capitalista, socialista o naturalista, o el que sea que tengamos a bien mencionar.

___________________________________________________________________
1 Michel Foucault, (1926-1984). Filosofo y psicólogo Francés, representante del estructuralismo. Expuso que la cultura occidental ha aislado, históricamente, todo aquello que la diferencia de si misma.

2 Hago la distinción, porque no es la misma historia de la locura, para las mujeres locas, que para los hombres locos, habría que respetar la historia de cada grupo y diferenciarle claramente en lo que amerite.

Masculinidad Hegemónica

Masculinidad Hegemónica
24-06-006

Dentro de las consideraciones populares de lo que es la masculinidad (lo que se cree que es un hombre) circulan, chistes, mofas, insultos, y consideraciones discriminatorias, en medio del sistema patriarcal heterosexista y androcéntrico.

La triple negación a partir de la cual los hombres construyen su identidad (que es socialmente construida) a saber, negarse como mujer, negarse como niño y negarse como homosexual, hace que esa masculinidad, “viciada” desde los inicios de su construcción, sea heterosexista, misógina y adultocentrica.
Como una manifestación de esa construcción expongo un chiste, de los que circulan por Internet, y que muchas veces nos llegan sin ser solicitados o bienvenidos.

“El Negro Huerta “

Sube un hombrecito de 1,20 mts al ascensor y junto a él, sube un Negro ENORME.
Luego de un corto silencio -que a nuestro pequeño hombre le pareció una eternidad. Se escuchó el vozarrón del negro que dijo: " 2.15 mts. de altura, 155 kilogramos de peso, pene de 33 cms, testículos de 200 gramos de peso cada uno, cubano, Dante Huerta". Dicho todo esto le extiende la mano en actitud de saludo …


El Hombrecito, instantáneamente, se desploma desmayado. Asombrado el negro, lo toma entre sus brazos y le da algunas leves cachetadas para reanimarlo... Una vez que el hombrecito vuelve en sí, le pregunta:

-¿Qué le pasó, amigo? 


El hombrecito, sin dejar de mirar al negro, con el espanto pintado en su rostro, le pregunta en un hilo de voz: - ¿Me... puede... repetir... lo... que... dijo...??

- Por supuesto, amigo.... 2.15 mts. de altura, 155 kilogramos de peso, Pene de 33 cms., testículos de 200 gramos de peso cada uno, cubano, Dante Huerta.


- UUUFFFFF...!!!!! qué alivio !!!!! había entendido "Date vuelta".

Acá, en ese par de líneas, podemos encontrar tanto mitos como realidades de la masculinidad (al menos la occidental) Veamos:

Mito: Las ideas que consideran que los hombres negros, en su generalidad, poseen “grandes dotes fálicos” y que esto les hace ser mas hombres que los demás. En este chiste, también podemos ver algún atisbo de que se suele asociar al color negro con lo violento, con lo malo y negativo, y esta tendencia se asocia a su vez con las personas que presentan la característica “puente” en este caso el color negro de le piel.

Realidad: Los hombres heterosexuales (sean “ENORMES”, o no) en su gran mayoría, temen y entran en un estado de angustia, ante la posibilidad de la “pasividad” ante otro de su mismo sexo; de ahí que este hombrecillo (podríamos suponer que es blanco) se desmaye ante el mal entendido, de que seria penetrado (violado) por el Enorme negro... Todo esto, evidencia claramente, dentro de la cotidianidad de los chistes y los chascarrillos, cierto grado de homofonía, incluso de misoginia (según ciertos análisis antropológicos que sugieren que el temor a la penetración, se debe en gran medida a que esto -la pasividad- es relacionada con lo femenino, por lo tanto con las mujeres - o los homosexuales en su defecto-; y eso no puede ser parte de un HOMBRE)

No ser niño, no ser mujer, y no ser homosexual, son los cánones a partir de los cuales se construye la masculinidad hegemónica; así esta masculinidad tiene como consecuencia lógica el ser violenta (hacia lo diverso, hacia masculinidades que no cumplen con lo establecido) lo que ha llegado a significar ser hombre en la cultura occidental, es una definición totalmente violenta, intolerante (de la diferencia) y excluyente; donde la misoginia esta presente y es parte fundante de la identidad construida (socialmente) del varón, (homosexual o no). En este entendido, comparto la propuesta de Enrique Gomáriz (y algunas propuestas feministas) de que es Urgente la construcción de nuevas masculinidades, respetuosas de la diversidad, y no violentas.

Talvez podamos hablar de una masculinidad homosexual, que no necesariamente es la masculinidad afeminada de algunos varones (gays o no), o de la masculinidad bisexual que puede presentar características de afeminación o de virilidad en distintos momentos; dichosamente podemos decir que existen muchas masculinidades, pero tenemos que tener presente el hecho de que mayoritariamente existe la masculinidad hegemónica y heterosexista, y que la masculinidad gay, no necesariamente rompe con los patrones de le masculinidad hegemónica y patriarcal, pues un gay puede ser misógino, o intolerante ante otras manifestaciones de la masculinidad, como la afeminada. Lo que nos quedaría es tratar de incorporar el respeto y/o la tolerancia, hacia distintas masculinidades, es decir, hacia la misma diversidad que existe en la comunidad gay; en nuestras vidas, llevando esto mas allá de un discurso “progre” e incorporar estos valores de respeto a la diversidad en nuestras vidas cotidianas.

La Conducta Homosexual y 5 Visiones Religiosas.

La Conducta Homosexual y 5 Visiones Religiosas.
10-7-007

La intención de este articulo, es contribuir en la reflexión en la gente cristiana, y dar un aporte que no pretenda dar afirmaciones o pretenda imponer posiciones con respecto a cual de las siguiente visiones sobre la homosexualidad, es la mejor. La idea es “poder examinarlo todo y quedarse con lo bueno” (1 Tesalonicenses 5,12)

Veamos las 5 posiciones rápidamente:

La conducta homosexual ha de ser rechazada y castigada.

Esta posición sostiene que la conducta homosexual es siempre mala y que, por lo tanto, debe ser rechazada en forma incondicional y castigada de la misma manera en que es castigada una ofensa criminal.

Esta postura tan extrema respecto a la homosexualidad fue muy común en el pasado. Las personas de orientación Homosexual eran ejecutadas en la hoguera tan a menudo que en ingles el apelativo popular para dicha persona era: manojo de leña (faggot, de donde podemos suponer que proviene la expresión fag, para denominar a la gente gay). Hoy en día, ningún teólogo importante o ningún cuerpo eclesial suscribe esta posición.

La conducta homosexual debe ser rechazada pero no castigada.

Esta posición afirma que la conducta homosexual es intrínsecamente mala, un “fenómeno de perversión”. La gente que mantiene esta posición considera que la conducta homosexual esta en conflicto con la Escritura y con el orden natural de la creación. Algunos de los que sostienen esta postura ven la voluntad de Dios con respecto a las relaciones sexuales expresadas en Génesis 1,28 y 2,24. Los que están del lado opuesto del argumento, señalan que estos dos pasajes no son un mandato de que todos deben casarse y tener hijos. Después de todo, Jesús mismo aparentemente nunca se casó y Pablo aconsejo a los corintos a que permanecieran célibes si fuese posible y que no formaran una familia ni tuvieran hijos (1 Corintios 7,25-28)

Los que sostienen esta posición a menudo consideran la conducta homosexual como irresponsable ya que permite el gozar del sexo a la vez que descarta la posibilidad de la procreación. Para ser lógicos, esta línea de razonamientos también tendrían que rechazar tales formas de contraconcepción como la vasectomía, la ligadura de trompas o la decisión de una pareja de no tener hijos.

Lo que propone esta posición sostienen que la conducta homosexual no debe ser castigada, pero que como todo otro pecado, puede ser perdonado, pero no se debe perseverar en el voluntariamente, y debe haber arrepentimiento. Talvez esta planteamiento sea un parte el generador de culpa, en muchas personas homosexuales.

La conducta homosexual es aceptable, pero es una opción inferior.

Esta posición exhorta a la persona de orientación homosexual que se ajuste a un estilo de vida heterosexual tanto como le sea posible, pero a la persona de orientación homosexual que encuentra que le es imposible “convertirse” a la heterosexualidad y para quienes la abstinencia es demasiado difícil, le da esta consejo: canalice su actividad sexual en una relación de pareja estable éticamente responsable.

Así esta posición invita al homosexual a tener relaciones que estén fundamentadas en el amor, el afecto y el compromiso fiel, como idealmente deberían estarlo los matrimonios heterosexuales. Los que adhieren esta posición no rechazan la homosexualidad, aunque si la considera una opción inferior; rechaza la conducta homosexual irresponsable y egoísta, la clase de conducta que también rechaza en el contexto de relacione heterosexuales. La Biblia no es una colección de mandamientos intemporales que han de ser observados literalmente en todo tiempo y en toda circunstancia.

La conducta homosexual es tan honorable como la heterosexual.

Esta posición esta estrechamente identificada con el teólogo anglicano Norman Pittenger, quien sostiene que así como no obligamos a las personas zurdas a que escriban con la mano derecha, tampoco deberíamos insistir en que personas homosexuales se comporten como si fueran heterosexuales. Lo que promueve esta posición es que uno no puede elegir ser heterosexual como no se puede elegir ser diestro.

La homosexualidad en sí no es mas pecaminosa que la heterosexualidad, sostienen los cuáqueros en una afirmación sobre la homosexualidad. Lo que es pecaminoso no es la homosexualidad como tal, sino “la explotación de la otra persona” y tal explotación es igualmente pecaminosa en relaciones heterosexuales.

La homosexualidad es un bien positivo.

Los que proponen esta visión aceptan la homosexualidad como el plan de Dios para combatir el tema de la sobrepoblación, mirándola como la “solución”de Dios para una gran inquietud del mundo moderno. Esta visión promueve la completa tolerancia del fenómeno homosexual y estimula la libertad de la auto expresión en materia sexual, siempre que, claro está, esta expresión no viole los derechos y libertades de la pareja o de otras personas en la sociedad. Sobre esta base, al menos hay uno que propone hasta la aceptación de la zoofilia.

Conclusiones:

1) Las que vos como lector (a) (y cristiano, talvez) puedas sacar para tu vida y crecimiento personal.
2) Existen varias posibles interpretaciones de los textos bíblicos, varias posiciones son factibles dependiendo de cómo leamos e interpretemos lo que dicen esos textos.
3) Es poco probable que se esté de total acuerdo en este tema, y una “declaración” eclesial al respecto tampoco es probable que de una solución del tema.
4) Ninguno de nosotros (as) puede jactarse de poseer la verdad total. De ahí que debamos seguir cuestionando los discursos siendo críticos (as) de tomar de ellos, lo que consideremos que nos puede ayudar a ser mejores personas, desde lo espiritual, hasta tener mas conocimiento (en caso de la gente no creyente) sobre las posiciones teológicas que atañen a la comunidad BGLT.

___________________________________________________________________
NOTA: Este articulo, pretende ser un breve resumen sobre el estudio ¿Qué hacemos ahora?, publicado en la revista “La homosexualidad, seis estudios”, de la pastoral Ecuménica VIH - SIDA. Iglesia Evangélica Luterana Unida Argentina - Uruguay. Editorial Epifanía, Argentina 2004.

Nota 2: La Iglesia Luterana Costarricense, tiene programada una actividad llamada: la Misa Inclusiva la cual se realiza, los primeros jueves de cada mes a las 7.00 pm, en las oficinas centrales de la Iglesia Luterana Costarricense (ILCO), ubicadas 600m. Sureste de la Iglesia San Cayetano, San José; edificación verde, dos plantas a mano izquierda. Más información: teléfono 227- 7112, correo electrónico: inclusión(arroba)ilcocr.org